PRENSA

ALEGRIA COMUNICACIONES

www.alegriacomunicaciones.com

 

Director ejecutivo: Óscar J. Zambrano Cruz

Email: direccion@alegriacomunicaciones.com

Celular: 3114977003

 

Prensa: Edna P. Gutiérrez Ortiz

Email: prensa@alegriacomunicaciones.com

Celular: 3106186452

Habla la directora de La Negociación, el polémico documental sobre los diálogos en La Habana


POR: VALERIA MURCIA VALDÉS
EL COLOMBIANO

Toda clase de archivos visuales hacen parte del documental. La periodista y directora segura que buscó a todos los lados posibles para contar su punto de vista. FOTO CORTESÍA LA NEGOCIACIÓN.




La cinta La Negociación siguió de cerca el proceso de paz durante seis años. No pretende generar más polarización sino generar conversación a partir del trabajo audiovisual.

“He gastado mi vida cubriendo la guerra”, dice Margarita Martínez, la mujer detrás La Negociación, un documental que narra las entrañas de los diálogos de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc.


No es nueva en este terreno, pues estuvo detrás del documental La Sierra, en el que contaba cómo la presencia paramilitar en zonas urbanas de Medellín impactó la vida de jóvenes en ciertos sectores.


Pasó años narrando lo que sucedía con el proceso de El Caguán como periodista, así que cuando llegaron las negociaciones en La Habana supo que tenía que documentarlas.

Consiguió archivos de los gobiernos de Colombia y Cuba, de las Farc, fuentes históricas, filmaciones propias, entrevistas y hasta archivos del Centro Democrático cedidos por Álvaro Uribe. Martínez le pidió al ex presidente, en repetidas ocasiones, si él quería dar su opinión en la cinta. Según ella, el senador declinó amablemente, pero de todas formas le brindó acceso al archivo visual del partido.


Dos días antes del anticipado estreno de la cinta en las salas de Cine Colombia, una serie de trinos y críticas, que provinieron en un comienzo del Centro Democrático y su líder, generaron una polémica que hizo que la distribuidora se preguntara si debía o no retirarla de la cartelera. Así quedó constatado en una entrevista en la emisora La W.

Como reacción, la etiqueta #IréAVerLaNegociación se propagó de manera masiva en redes sociales. Cine Colombia decidió mantener el documental en salas durante los cuatro días que inicialmente le habían dado.


Martínez habló con EL COLOMBIANO sobre el reto que supuso hacer su obra porque como confiesa: “registrar la historia de la negociación entre enemigos de medio siglo es una de las cosas más difíciles que uno puede hacer”.


¿Hubo algún punto en el que pensara que los Acuerdos se iban a caer?

“Casi que sentía que esa negociación día a día vivía en la cuerda floja. No era un momento, sino algo permanente porque este era el cuarto intento con las Farc y por distintos motivos siempre estaba al borde de la navaja esta negociación. No conozco ningún proceso político más difícil que ponerse de acuerdo con quien durante tanto tiempo uno se ha hecho daño”.


Pero en medio de todo era distinto a El Caguán...

“Claro, todos los que éramos mayores de edad durante El Caguán sabíamos que ahí no había negociación. Sabíamos que no había planificación y que no era una negociación profesional. La de La Habana, soy testigo, sí lo era. No era una negociación de whisky ni entre amigos, era una negociación entre enemigos agotados de la guerra, buscando caminos y con toda clase de crímenes encima”.


¿Y cómo fue esa tensión cuando llegó el No?

“Fue un totazo porque aunque esa última semana había indicios por todos lados de que había mucha oposición, cuando salió el tercer boletín de resultados, me fui para la calle. Yo pensé que con eso se cerraba el documental, pero no, apenas estábamos empezando otra etapa. A partir de ahí sucedieron muchas cosas: desde que las Farc se fueron a las zonas veredales hasta el triunfo del Presidente Iván Duque”.


Luego de dos años, ¿cómo ha cambiado su percepción del acuerdo?, porque muchas cosas han cambiado del papel a la realidad.

“Es agridulce, porque por un lado vemos que buena parte de las Farc está incorporada regularmente porque el gobierno no ha cumplido con los proyectos productivos, por todas las dificultades de lentitud, ineficacia e incumplimiento. También preocupa mucho el tema de los mandos medios porque en la desmovilización paramilitar, que yo cubrí, incluida la de Medellín, los mandos medios que no se incorporaron ahora son los jefes de todas las Bacrim. Entonces no ponerle atención a eso es de extrema gravedad. Para nosotros es malo porque ese es el reciclaje de nuevas violencias”.


Tras haber trabajado en un proyecto tan cargado de realidad como La Sierra, ¿cómo ha visto el impacto de la implementación de los acuerdos en las personas que cargaron por tanto tiempo el lastre de la violencia?

“Yo entrevisté a todo el mundo, por ejemplo a la Comisión de Historiadores, a buena parte de las víctimas que hicieron parte de la delegación en La Habana y también a cada una de las partes. Pero me sorprendió mucho la delegación de víctimas porque fue un escenario hermoso. Yo nunca había visto que la gente contara con tanto dolor lo que le había pasado. Al principio había recelos, unos eran víctimas de un bando y otros de otro pero después, cuando todo el mundo empezó a narrar su dolor, creo que entre ellas hubo la solidaridad humana de decir “Dios mío, qué horror lo que te pasó””.


Después de la polémica, ¿sigue en pie esa convicción de que la oposición fue enemiga del Acuerdo?

“Es que yo no estoy convencida, ellos lo dijeron públicamente. Hay grabaciones durante los cuatro años, estoy hablando de los hechos. Ellos dicen que yo digo que son “enemigos de la paz” y no, yo tengo claro que los colombianos de todas las tendencias quieren la paz, pero la realidad histórica y comprobada por toda clase de fuentes es que el doctor Álvaro Uribe y el Centro Democrático fueron enemigos de ese acuerdo. No podemos tapar el sol con las manos”.

El documental está en salas de cine a partir del jueves 29 de noviembre y hasta el domingo 2 de diciembre. El primer día de función solo se exhibirá en Oviedo y Vizcaya. Pero a partir del viernes 30, estará disponible también en Molinos.



EN DEFINITIVA

La cinta La Negociación siguió de cerca el proceso de paz durante seis años. No pretende generar más polarización sino generar conversación a partir del trabajo audiovisual.

ANÉCDOTA¿MÁS OPCIONES PARA VERLO?

Aunque pareció por algunas horas que el documental no vería la luz del día, la documentalista contó que a raíz de la pólémica, le han llegado muchas propuestas que pretende ir sorteando más adelante pues por ahora tiene un contrato firmado con Cine Colombia. Recalca que siempre está abierta a las críticas con argumentos. “A mi no me importa la crítica o el disenso, esa es la base de la democracia. Lo que yo sí quisiera es que no me lo vetaran y que un trabajo serio, de tanto tiempo, pueda ser evaluado por la audiencia. Que ellos digan si les parece o no les parece, pero en democracia y en tolerancia”.




VALERIA MURCIA VALDÉS

Periodista que entiende mejor el mundo gracias a la música, que atrapa cada momento que puede a través de su lente fotográfico y a la que le fascina contar historias usando su voz.

© 2018   LA RETRATISTA PRODUCTORA - COLOMBIA - created with Wix.com

PRENSA

ALEGRIA COMUNICACIONES

Director ejecutivo: Óscar J. Zambrano Cruz

Email: direccion@alegriacomunicaciones.com

Celular: 3114977003

 Prensa: Edna P. Gutiérrez Ortiz

Email: prensa@alegriacomunicaciones.com

Celular: 3106186452

Email: lanegociaciondocumental@gmail.com

Con el apoyo de 

  • Grey Vimeo Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Instagram Icon